La Ruta de la Senda del Oso es la vía verde más transitada de Asturias.

La famosa Senda del Oso es la vía verde más visitada de Asturias y después de la Ruta del Cares, la ruta de montaña más transitada de Asturias.

Situada en la zona centro-sur de Asturias. Su gran riqueza natural y etnográfica, hacen de ésta una ruta idónea para amantes del senderismo y cicloturistas y una parada obligada para aquellos que visitan Asturias.

Esta senda con forma de “Y”, discurre entre las localidades de Entrago, Tuñón y Santa Marina: Una zona de gran riqueza natural y etnográfica.

La Senda del Oso tiene su origen a mediados del XIX. A partir de una vía férrea construida para transportar carbón desde Proaza y Teverga hasta Trubia. Un siglo después, cuando la actividad minera de esta zona queda en el abandono y prácticamente en el olvido, se desecharon los raíles que la surcaban, se rehabilitaron once puentes que cruzan los ríos Trubia, Picarós, Teverga y Llanuces y numerosos túneles por los que antes circulaba el tren con materiales de la mina, algunos de ellos, con más de cien metros de longitud.

Túneles en roca de la Senda del oso

 

Alicientes para recorrer la Senda del Oso.

Existen varios alicientes para apostar por realizar las rutas que componen esta Senda, tanto andando como en bicicleta.

Por descontado una razón de peso son los espectaculares paisajes que la adornan, vestidos por la vegetación propia de laderas del desfiladero del río Trubia.

Sus numerosos puentes y sus más de 30 túneles, actualmente con alumbrado, que dotan al recorrido de una sensación de aventura, al menos para los más jóvenes.

Las numerosas áreas recreativas que surcan el recorrido de la vía: un alto en el camino para comer algo que siempre se agradece.

Pero si duda el mayor atractivo de esta ruta, es poder contemplar de cerca a los osos asturianos en semi-libertad, dentro de un cercado. Actualmente son dos osas y un oso  los ejemplares asturianos que viven en los montes alrededor de la senda: “Paca” “Furaco” y “Tola”. Viven aquí desde 1996, cuando fueron encontradas huérfanas en los montes de Asturias.

La Fundación Oso de Asturias, que se encarga de la manutención de los osos, y del mantenimiento de las instalaciones, ha construido algunos miradores para su observación. Aunque en la actualidad, será posible verlas, nos recomiendan que a las 12 del mediodía aproximadamente, la hora de su comida y baño, es la mejor hora para verlas de cerca.

Puedes realizar la Senda del Oso desde Tuñón hasta Entrago.

El tramo que va desde Tuñón hasta Cueva huerta, es de 18 kilómetros y medio, con un perfil algo más abrupto, producto de los fuertes contrastes altitudinales del paisaje del Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa.

Todo el camino transcurre por firme asfaltado, con valla protectora e iluminación automática en los túneles largos. Frecuentes fuentes para el avituallamiento y carteles informativos acerca de la flora y la fauna, los monumentos de la zona, rutas alternativas o consejos.

Saliendo desde el área de descanso de Tuñón (Santo Adriano), este recorrido discurre por ambas márgenes del río Trubia y paralela a la carretera AS-228.

Tuñón – Proaza: 6 kms.

En Buyera nos encontramos un área recreativa con un amplio aparcamiento, instalaciones deportivas, cafetería, mesas y desde la que se accede al cercado osero

Seguimos dirección Proaza y a pocos kilómetros se encuentra la bifurcación. Si nos desviamos a la derecha llegaremos a Proaza.

Una vez en Proaza, la senda del oso pasa junto a una central hidroeléctrica siguiendo su recorrido por la margen derecha del río entre arbolado y atravesando el desfiladero de Penas Xuntas.

Más adelante la senda entra en el Desfiladero de Valdecerezales, menos conocido que el famoso de Peñas Juntas, pero también de espectacular belleza.

La senda sigue hasta Entrago donde hay un área recreativa que entre otros servicios cuenta con restaurante y empresas de turismo activo para alquiler de bicicletas.

Proza – Entrago: 14 kms.

Hay una línea de autobús con paradas a lo largo de toda la ruta que comunica Entrago y Bárzana con Tuñón y que puede utilizarse para hacer la vuelta.

El último tramo, Entrago a Cueva Huerta es de casi 9 km llega hasta localidad de San Martín y termina en la imponente cavidad de Cueva Huerta.

Puedes realizar la Senda del Oso desde Tuñón hasta Ricabo.

El tramo que va desde Tuñón hasta Ricabo. Tiene un recorrido de poco desnivel y tendido. Recomendable para realizar en bicicleta por su longitud, 30 kilómetros.

Partiendo de Tuñon, llegamos a Caranga de Abajo donde la senda del oso toma un ramal que conduce hacia Santa Marina donde la senda pasa a acompañar el cauce del río Quirós por su margen derecha siguiendo parcialmente la antigua caja del ferrocarril, ya que parte de la misma ha desaparecido.

Este tramo de La Senda del Oso discurre por los límites de los concejos de Proaza y Teverga, concretamente por el Desfiladero de Cuevafurada, para acabar llegando al embalse hidroeléctrico de Valdemurio, en donde se encuentra una amplia zona de descanso.

Proaza – Valdemurio: 8 kms.

En el embalse la senda cruza a la margen izquierda por un amplio y largo puente de madera. En éste último lugar un ramal sigue la margen derecha del embalse y lleva al pueblo de Las Agüeras.

Se sigue el recorrido hasta el pueblo de Arroxu y siguiendo la marcha la senda pasa por un estrecho y largo puente a la margen derecha en el lugar de Pontonga pasando bajo la carretera para llegar a Santa Marina, en donde se encuentra un área de descanso y unos antiguos cargaderos de carbón del siglo XIX.

Desde Santa Marina y para llegar a Ricabo se pasa por los pueblos de de Rodiles y Ronderos, está perfectamente señalizada y con paneles informativos por toda la senda.

El ramal de Santa Marina a Ricabo, sigue un trazado con poca pendiente, aunque si es verdad que presenta cinco cortos tramos, con una pendiente más pronunciada, dos en Santa Marina, otro en Rodiles, otro llegando a Ronderos y otro en la bajada desde el trazado del Camín Real a El Pradal (Ricabo).

Otros itinerarios dentro de la Ruta del Oso.

Te proponemos dos opciones. Una primera con la que realizar un itinerario más interpretativo: La primera parte de la senda, desde Tuñón (Santo Adriano) a Proaza, de unos 6 kilómetros.

Aunque si lo que quieres es dar solamente un paseo, después de comer en el área recreativa de Buyera. Puedes andar alrededor de 2 kilómetros hasta la Casa del Oso de Proaza, pasando por el cercado osero.

¿Mejor hacer la senda del oso en bici o andando?

Si recorremos en bicicleta  el segundo tramo cuenta con un escaso desnivel total (145 m. y 450 m.) se convierte en un agradable paseo, asequible para ciclistas de cualquier nivel. El tiempo total empleado en la realización de la ruta, en ambos sentidos, será de unas 3 horas.

A pie nos llevará mucho más. Debemos pensar en la vuelta, por lo que sólo afrontaremos los kilómetros que nos podamos permitir antes de regresar por lo andado. También es posible que alguien nos espere con el coche al final del recorrido.

El primer tramo es recomendable hacerlo en bicicleta, de una forma más deportiva. Tanto por su longitud, como por su perfil más abrupto, producto de los fuertes contrastes altitudinales del paisaje del Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa.

En el recorrido existen varias empresas que alquilan bicicletas para su uso en la senda, bicicletas de diversos tipos, incluso con sillas para niños, en Tuñón, en el área de Buyera encontrarás dónde alquilarlas.

Como llegar al inicio de la Senda osera.

Acceso: de Oviedo ( Km. 0), por la N-634 hasta Trubia (km.12) o tomando la autovía, tomar la carretera comarcal hacia Proaza/Puerto de Ventana y llegar hasta el área recreativa de Tuñón (Km. 18), donde se encuentra el monumento al Oso Pardo y un área recreativa.

 

Resumen del artículo
Senda del Oso
Artículo
Senda del Oso
Descripcion
La Senda del Oso, la vía verde más transitada de Asturias, tiene inumerables alicientes para apostar por realizar las rutas que componen esta Senda, tanto andando como en bicicleta.