Playas de Llanes que merecen la pena

Entre los parajes más atractivos de Asturias, están sin duda, sus playas. Especialmente, algunas playas de Llanes, que por su belleza, ubicación o por las curiosidades que esconden, merecen la pena visitarlas. 

Mirador de la Boriza: Playas de Ballota y Andrín (Llanes)

Estas playas contiguas, se localizan en la zona centro-oriental del concejo de Llanes, La Ballota y sus bufones, Cue y Andrín, junto a la localidad del mismo nombre, forman parte destacada del amplio rosario de playas del concejo.

La playa de Andrín, con su forma concha de 240 metros de longitud,  tal y como se puede ver desde el mirador de La Boriza.

La playa de la Ballota, más amplia, con 350 metros y extensa, se ve realzada por el Castru La Ballota, un islote litoral en el que anidan la gaviota patiamarilla y el paíño europeo.

Curiosidades:

Andrín es una de las localidades más pintorescas del municipio de Llanes y conserva Vivió en el lugar el famoso fotógrafo Nicolás Muller. En los alrededores del pueblo se localizan algunos yacimientos prehistóricos, como las cuevas de La Joradada y la de La Llana donde se encontraron una gran cantidad de restos de cerámica calcolítica del arte de la región cantábrica.

El mirador de La Boriza tiene un bagaje cinematográfico, ya que Gonzalo Suárez en Remando al viento (1988); no en vano este concejo propone una ruta que enhebra las localizaciones de 25 rodajes (www.llanesdecine.com).

Cómo llegar:

A la playa de Andrín se llega tomando el desvío de la N-634 a la LL-2, entre Soberón y San Roque del Acebal; dicha vía se sigue hasta la indicación, a la derecha, del pueblo de Andrín, que se atraviesa para continuar, por un estrecho camino asfaltado, hasta la zona de aparcamiento situada en un alto sobre el arenal. A éste se baja por un sendero. La LL-2 lleva igualmente a La Ballota, bien desde Llanes, por Cue, bien retrocediendo desde Andrín y continuando por ella hasta rebasar el mirador de La Boriza; en ambos casos se encuentra una señal en la que arranca una pista de tierra que, salvando una pronunciada pendiente, aboca a un reducido espacio de aparcamiento. El trecho restante se cubre a pie.

 

Playa del Portiello y San Martín (Llanes)

Dos calas llaniscas completamente vírgenes, que se dan la mano en la bajamar. Eso sí, son dos playas nudistas

Cómo llegar:

Desde Llanes centro, nada más rebasar la última casa de Poo, se encuentra el desvío sin señalizar a mano derecha, por donde entramos y dejamos el coche. Tomar el vial de la izquierda y tras recorrer un kilómetro en sentido Celorio nos plantamos a la vista del Portiello, playa a la que se desciende sin problemas. Es la referencia durante la marea alta, cuando el arenal de San Martín queda sumergido. Este se alcanza caminando otros 500 metros por la senda costera sentido Celorio. Activar la cámara de fotos a la altura de los restos de la ermita románica de San Martín, en pleno Camino de Santiago costero: el impacto de la isla y la formación tombólica, adentrándose en el mar sin ambages, es persistente.

Curiosidades:

Tiene en las proximidades de Celorio, un Monasterio recientemente restaurado que gozó antiguamente de gran fama, San Salvador de Celorio y una Iglesia de gran belleza interior, ya que el exterior perdió su fisonomía con sucesivos agregados.

 

Playa de Torimbia desde Toranda (Llanes)

En nuestro recorrido llegamos a una playa de las que podemos denominar como verdes. Torimbia es una playa de arena blanca, ventosa y en ocasiones muestra su carácter con un fuerte oleaje

Esta maravilla se explica por ser ésta un predio comunal con el que los paisanos y las paisanas se ganaban la vida con la recolección del ocle, un alga con la que abonaban campos, y que hoy surten a industrias cosmética y farmacéutica.

Es una playa nudista

Fiel a sus visitantes, tanto si vas con el bañador o no, les regala cada vez que acuden unas  vistas  de mar y montaña inmejorables de toda la costa llanisca.

Tiene los Accesos señalizados, aparcamiento, duchas. Sin embargo carece de acceso a minusválidos, o alquiler de sombrillas o hamacas.

Cómo llegar:

En el pueblo de Niembro, está convenientemente señalizada; en lo alto del pueblo la carretera se bifurca, el acceso a Torimbia es a la izquierda y la playa de Toranda tiene su acceso por la derecha.

Nos podemos acercar con el coche hasta unos 500 metros de distancia, a partir de los cuales el descenso se realiza a pie por un camino empedrado y ancho, pero de pendiente pronunciada.

Curiosidades:

Reserva una paella (639 98 67 57) en el chiringuito que Masu tiene camuflado en Torimbia, y la cena, en el estupendo Restaurante San Pelayo.

 

Imagen de portada: hotelesyplayas.es

 

2017-07-21T18:31:39+00:00Lugares de interés|Comentarios desactivados en Playas de Llanes que merecen la pena

Próximos Eventos

No hay próximos eventos actualmente.